realitat

40 ANYS DE REVOLUCIÓ SANDINISTA

Parlar de la Revolució Sandinista és parlar de Carlos Fonseca, per molt que això molesti els enemics del culte a la personalitat.


Tomás Borge escriu d’ell a Carlos al amanecer (1977):

“...Cuando ya no quería ser santo ─pero seguía siéndolo de todos modos─,  con Chico Buitrago fundó Segovia, revista de símbolos extraños y editoriales premonitorios. (...)
Carlos se hizo hormiga, , martillo, mecanógrafo y, desde entonces, sempiterno.”

Vidaluz Meneses R., Mínimo homenaje (1980):

Con la producción en el suelo,
sin escritorios ni máquinas de
escribir suficientes,
asumimos el reto
de la segunda etapa de tu obra,
                                                Carlos,
y es como cuando vos te
       enmontañaste
con pocos compañeros, mínimas
armas y una bandera.

Roberto Fernández Retamar, Carlos Fonseca habla de Rubén Darío (19/06/1979)

Nunca han sido sus versos más hermosos
Que recitados por la boca trémula
De esta muchacha herida, princesa de verdad
Bajo el nicaragüense sol de encendidos oros.
Para ella, de regreso del combate,
Esos versos son también su alimento:
    ella defiende
La belleza de esas palabras populares
Como defiende la justicia, esta tierra en
    que nació,
Arriesgando su pecho casi de adolescente
Frente a la bárbara metralla. Tiene en su mochila
Un libro de Rubén, una foto de Sandino con el
    sombrero añón,
Una carta triste y esperanzada de su madre
Y el puñado de jazmines que le dio su novio.
Esos versos son nuestro orgullo y nuestro lujo,
Un lujo de los pobres, cpmo las montañas y
    los atardeceres,
Pero ceo que nunca han sido más bellos
Que en la boca de esta xombatiente herida,
Yo ya no los escucho: he muerto en la batalla.
Ahor estoy donde están Darío y Sandino:
    soy nadie, soy todos.
Sin embargo, sé que la victoria es inminente,
Y sé que ella, nacida como un niño en el dolor
    y en la sangre,
Nacida como un niño del amor,
Vendrà recitando esos versos de un
    muchachito nicaragüense
Que se hizo hombre y famoso, y no olvidó jamás
La tierra de volcanes, de penas y de luchas.
Donde reposa como un padre en el corazón
     de su pueblo.

Gioconda Belli acaba la seva La llama en el parque (1986):

(...)
Hermano que nunca muere, Carlos Fonseca
La llama del parque está encendida
Todas las llamas están encendidas
Nicaragua entera te dice presente.

I aquest darrer vers de Gioconda Belli és el final del sentit homenatge que li dedicaren Carlos Mejía Godoy y Los de Palacagüina que s’inicia amb la veu del Comandant Tomás Borge:


I el martiri de Fonseca  porta la Revolució  Sandinista a totes les llars on es respira llibertat i a les paraules de tots el poetes compromesos amb l’alliberament dels pobles.


El comunista espanyol Carlos Álvarez, escriu:

REDADA Y ALIJO
                DE YANQUIS Y SUS MERCANCÍAS
                               EN NICARAGUA
                                                       “La policía les ocupó...”
                                                (de los periódicos)

Detenido el general:
se le ha incautado un Ejército.

al registrársele, un banco
tenía oculto el banquero;

un crematorio infinito
se le halló al obispo preso,

y al magistrado una cárcel
se le encontró en el cacheo.

Capturado el presidente:
se le ocupó su Gobierno.


Andrés Estellés diu que JA ÉS HORA

Aquest matí han florit els carrers!
Com reis antics, mentre dormíem, han
pintat els murs ─sigles, convocatòries.
El poble és ─ja era hora!─ qui mana
i té l’afany de demostrar-ho a crits
de llarg quitrà. Oh llibertat guanyada!

D’Eduald Escala és aquest A NICARAGUA EN EL SEU ALLIBERAMENT

    Obro les finestres i els balcons.
Corro per les cambres
foll d’alegria.
Crido als veïns.
Preparo amb tota cura festes i revetlles.
Parlo amb els amics.
Poso anuncis al diari
i escampo pel vent la meva joia.

    Faig focs artificials
 i corro al mar
a dir-ho al peixos.
Saludo als núvols i als ocells.
Ho crido al sol i a la lluna.
Els trossos del meu cor
es cerquen per reunir-se.

    Germans
vostres són la llibertat i la vida.
Ara cal restar alerta.
Que mai més les serps
facin niu a vostra terra.
Que mai més tinguin repòs.
Que la mala mort les acompanyi.

El dramaturg Lauro Olmo festejava la Revolució CON AIRE DE PROCLAMA
                                                                                              Para Ernesto Cardenal

Hermano nicaragüense,
compañero:
Yo he visto al pueblo de Madrid en pie
vitoreamdo el gran suceso:
la entrada guerrillera de Sandino,
o, más concretamente, de tu pueblo
en la duce ;amagua.
Se rendía homenaje a Blas de Otero,
─¿qué decirte de él? Tú bien lo sabes:
otro cantor del pueblo─
cuando plenos de euforia,
iluminados por la fe del guerrillero,
varios nicaragüenses
dirigiéndose al pueblo madrileño
hondamente exclamaron:
“¡La tierra, el aire, el cielo
de Nicaragua
es nuestro!”
Por miles las gargantas populares
con fraternal espíritu se unieron
a ese instante de gloria sandinista, instante hondo, eterno,
por ser generador de libertades,
ya que lo impulsa un pueblo.
Hermano nicaragüense,
compañero:
Yo he visto al pueblo de Madrid en pie,
vitoreamdo el gran suceso,
que, por tantas razones,
sentimos como nuestro.
Desde el pueblo te hablo:
desde el pueblo...
                                                           Diciembre de 1979


Hi ha una llarga llista de poetes que van esclatar en aquells moments tant esperats. Un esclat que, a més de joia, era també de ràbia continguda. Per aquí va José Agustín Goytisolo.

ESTE RON JUBILOSO

Las más veces ciertas noticias llegan
equivocada ─pues las equivocan
paternalmente para no turbar
el reposo del siervo de los depredadores─
y hay que leer entre líneas
buscar cables de agenci que sean
de más acá de las fronteras
del american way of life de mierda
para creer que la casa del justo
no ha de ser saqueada por los siglos
de la vergüenza y que el maíz del hombre
su dignidad y su tierra pueden
escapar a la usura del tiempo
a la desgracia de los zopilotes.
Pero en esta ocasión los hechos
son distintos: salta en todos los teletipos
un suceso que no puede ya ocultarse
y hay que correr hasta la esquina
para comprar una botella
y apurar ester ron jubiloso
con los compañeros de las horas difíciles
y reír y cantar con ellos porque hoy
Nicaragua es noticia y es victoria.






Més articles



Segueix-nos

Comparteix

Tw
Fb

Tradueix


edita

Comunistes de Catalunya

Comunistes de Catalunya


Les coses són senceres allò que aparenten, i darrera d'elles... no hi ha res.

Jean-Paul Sartre