realitat

La veneçolana Daniela Saidman escriu: “Cuando durante el franquismo el poeta recitaba en las aulas de las universidades españolas, lo hacía a escondidas, puertas adentro, acompañado de aquellos jóvenes estudiantes que creían que la palabra era una trinchera de lucha, fueron así los versos de José Agustín Goytisolo”.
Ara, quan es compleixen 20 anys de la seva mort, i faig esforços per mantenir una memòria que no sigui només recordar les seves Palabras para Julia, trobo en Saidman un suport insospitable: “Su poética derramaba las agrias voces de la madrugada subterránea,la del polvo de los secretos y las clandestinidades, sabiendo que estaba condenado de antemano por la escrita historia de los vencedores, de los verdugos. En Goytisolo el lenguaje era transgresión, vanguardia, semilla para la construcción de un nuevo humanismo. Poesía imprescindible del hombre que se advierte multitud y eco del futuro necesario”.


Està clar que a José Agustín li havia fet efecte la convivència, a Madrid, amb els poetes sud-americans, amb els que va mantenir una gran amistat: Ernesto Cardenal, Julio Ramón Ribeyro o Ernesto Mejía Sánchez entre d’altres.

Yo tuve amigos
de color
de bronce,
camaradas
de América.
Llegaban hasta mí
con sus canciones,
con su tierra
en la mano.
Me decían:
yo soy Colombia;
México; Argentina;
yo traigo el Altiplano
en la palabra;

vengo de Venezuela;
Ecuador; Nicaragua;
soy de Chile;
mi patria
es El Perú...
Por ellos
se ensancharon
mis fronteras;
por sus canciones
me inundó la alegría
de otros mares; supe
del dolor de pueblos
sin aurora;
alcancé el corazón:
sentí su tierra.
             Claridad, 1959

Segueixo amb Daniela Saidman: “El poeta hizo del verso razón de vida. Se entregó y nos entregó la ternura y la certeza de sabernos menos solos, porque el futuro nos pertenece, es de aquellos que saben que no hay más elección que la de avanzar juntos, que la del abrazo que quema e incendia el mundo”.

Nadie está solo

En este mismo instante
hay un hombre que sufre,
un hombre torturado
tan solo por amar
la libertad.

            Ignoro
dónde vive, qué lengua
habla, de qué color
tiene la piel, pero
en este instante,
cuando tus ojos leen
mi pequeño poema,
ese hombre existe, grita,
se puede oír su llanto
de animal acosado,
mientras muerde los labios
para no denunciar
a sus amigos. ¿Oyes?
Un hombre solo
grita maniatado, existe
en algún sitio.

            ¿He dicho solo?
¿No sientes, como yo,
el dolor de su cuerpo
repetido en el tuyo?
¿No te mana la sangre
bajo los golpes ciegos?

Nadie está solo. Ahora,
en este mismo instante,
también a ti y a mí
nos tienen maniatados.

Avui, 20 anys després de la teva mort, llegint-te, recordant-te, estem més acompanyats.



Més articles



Segueix-nos

Comparteix

Tw
Fb
G+

Tradueix


edita

Comunistes de Catalunya

Comunistes de Catalunya


Les coses són senceres allò que aparenten, i darrera d'elles... no hi ha res.

Jean-Paul Sartre

X

Col·labora!

Formulari de Contacte

Contacta amb la redacció de la realitat*

Formulari de Convocatòries

Fes-nos arribar convocatòries d'actes i mobilitzacions

Formulari de Notícies

Informa'ns d'allò que passa al teu voltant


ajuda'ns a conèixer i transformar la realitat*