realitat

...si yo me llevo la canción



y cómo vas a recoger el trigo
y a alimentar el fuego…

El poeta, que ha de marxar a l’exili, mostra la seva confiança en el poder d’allò que s’endú ─la cançó, el vent─ davant el que deixa ─ la força.

Franco, tuya es la hacienda,
la casa,
el caballo
y la pistola.
Mía es la voz antigua de la tierra.
Tú te quedas con todo y me dejas desnudo
y errante por el mundo...
Mas yo te dejo mudo..., ¡mudo!,
y ¿como vas a recoger el trigo
y a alimentar el fuego
si yo me llevo la canción?

I aquesta cançó fa molta més referència al ritme que a la lletra. Ens recorda la música que fa més planer el treball, el blues que canten els negres esclaus mentre cullen el cotó. Els orígens. El que George D. Thomson, a Marxismo y poesía, escriu: “la danza, la música y la poesía tienen un origen común. Su origen se remonta al movimiento rítmico de los cuerpos humanos enfrascados en el trabajo colectivo.”
Per reforçar aquesta idea León Felipe escriu:

Pero ¿qué están hablando esos poetas ahí de la palabra?
Siempre en discusiones de modista:
que si desceñida o apretada...
que si la túnica o la casaca...
¡Basta ya! La palabra es un ladrillo. ¿Me oisteis?
¿Me ha oído usted,Señor Arcipreste?
Un ladrillo. El ladrillo para levantar la torre... y la
torre tiene que ser alta..., alta..., alta...

León Felipe va morir el 18 de setembre de 1968 a la Ciutat de Mèxic. Mai va voler tornar a Espanya. És clar que les condicions no eren les més adients. Per això no és gens estrany que se’l vegi com el poeta de l’exili.

EL LLANTO ES NUESTRO

Español del éxodo y del llanto, escúchame sereno:
En nuestro éxodo no hay orgullo como en el hebreo. Aquí no viene el hombre elegido, sino el hombre. El hombre solo, sin tribu, sin obispo y sin espada. En nuestro éxodo no hay saudade tampoco, como en el celta. No dejamos a la espalda ni la casa ni el archivo ni el campanario. Ni el mito de un rey que ha de volver. Detrás y delante de nosotros se abre el mundo. Hostil, pero se abre. Y en medio de este mundo, como en el centro de un círculo, el español solo, perfilado en el viento. Solo. Con su Arca; con el Arca sagrada. Cada uno con su Arca. Y dentro de esta Arca, su llanto y la Justicia derribada. ¡La Justicia! L aúnica Justicia que aún queda en el mundo (las últimas palabras de Don Quijote, el testamento de Don Quijote, la esencia de España). Si estas palabras se pierden, si esta última semilla de la dignidad del hombre no germina más, el mundo se tornatrá en un páramo. Pero para que no se pierdan estas palabras ni se pudra en la tierra la semilla de la justicia humana, hemos aprendido a llorar con lágrimas que no habían conocido los hombres.

─ESPAÑOLES:
el llanto es nuestro
y la tragedia también,
como el agua y el trueno de las nubes.
Se ha muerto un pueblo
pero no se ha muerto el hombre.
Porque aún existe el llanto,
el hombre está aquí de pie,
de pie y con su congoja al hombro,
con su congoja antigua, original y eterna,
con su tesoro infinito
para comprar el misterio del mundo,
el silencio de los dioses
y el reino de la luz.
Toda la luz de la Tierra
la verá un día el hombre
por la ventana de una lágrima...
Españoles,
españoles del éxodo y del llanto:
levantad la cabeza
y no me miréis con ceño,
porque yo no soy el que canta la destrucción
sino la esperanza.

Sense deixar el llibret español del éxodo y del llanto, a la que sembla una introducció i que León Felipe anomena Doctrina, diu: “Hace ahora ─por estos días─ un año justo que regresé a México. Y poco más de un año que abandoné definitivamenteEspaña.

Vine aquí casi como el primer heraldo de este éxodo. Sin embargo, yo no so un refugiado que llama hoy a las puertas de México para pedir hospitalidad. Me la dio hace dieciséis años, cuando llegué aquí por primera vez. [...]
Después, México me dio más: amor y hogar. Una mujer y una casa. Una casa que tengo todavía y que no me han derribado las bombas. [...]
Españoñes del éxodo y del llanto, México os dará algún día una casa como a mí. Y más todavía. A mí me ha dado más.”

Algú ha dit que “l’ésser humà no és aliè en cap lloc de l’univers, l’exili és una forma d’unificació de tots els homes, on es tenen en comú totes les coses que formen part de la consciència vital de la trajectòria humana” i així se sentia León Felipe. Per què tornar a Espanya?

Els músics, els cantautors ja ens el van retornar a poc a poc. Luis Pastor, li posava música a la

CANCIONETA

El burgués tiene la mesa,
la Iglesia tiene la misa,
el proletariado la masa
y el fascismo la camisa.
¡Qué divertido es el mundo!
(¡Ay, qué risa, ay, qué risa!)
Dando vueltas, dando vueltas
tan de prisa
con la mesa
con la misa
con la masa
con la camisa.


Més articles



Segueix-nos

Comparteix

Tw
Fb
G+

Tradueix



Les coses són senceres allò que aparenten, i darrera d'elles... no hi ha res.

Jean-Paul Sartre

realitat*

donar a l'esperança fonament científic


edita

Comunistes de Catalunya

Comunistes de Catalunya