realitat

JOSÉ BERGAMÍN A EUSKAL HERRIA

MIQUEL ÀNGEL SÒRIA

 

En la segona meitat del segle passat, la revista Litoral convocava un grup d'intel·lectuals perquè assenyalessin la personalitat literària que consideressin més completa dels membres, encara vius, de l'anomenada generació del 27.

Dels quaranta consultats, trenta van coincidir en un nom: José Bergamín.

 

I aquí estem, ara, trenta-quatre anys després de la consulta i trenta de la seva mort (29.8.1983), recordant-lo.

Com era el José Bergamín que havia trobat refugi a Euskal Herria, fart de "la Corte"?

Fart de la constant escenificació de les dues Espanyes maxadianes: "Si España es una, ¿dónde está la otra?"

Un altre refugiat il·lustre, Alfonso Sastre, ens dóna la resposta.

 

ELEGÍA DE URGENCIA PARA JOSÉ BERGAMÍN

 

La vida y no la muerte

era su propio asunto.

Más que vivo viviente

¡Tal era el hoy difunto!

 

Volaba como un pájaro-

por la indecible zona

con la sonrisa abierta

¡Tal era esta persona!

 

Se burló de la muerte

como un torero fino

conviviendo con ella

¡Tal era este vecino!

 

Hablaba de acabóses

quien fue principio fiel

¡Siempre fue el empezóse!

¡Tal era siempre él!

 

Infernal fronterizo

voz continua i discreta

birlibirloque hondo

¡Tal era este poeta!

 

Adoró a Euskal Herria

se vino aquí consigo

gudari veterano

¡Tal era nuestro amigo!

 

Combatía energúmenos

-con su más fina mano

ministros y monarcas

¡Tal era el ciudadano!

 

Anduvo como errante

pero no era su sino

Eran sus libertades

¡Tal era el peregrino!

 

¿Acabóse, empezóse?

El principio y el fin

son en él armonía

¡Tal era Bergamín!

 

Rodado de noche

lucecita sin fin

resplandor en lo oscuro

¡Tal era Bergamín!

 

Decía ser espectro

que anda después del fin

Sombras somos nosotros

¡Tal era Bergamín!

                       (Egin, 30.08.1983)

 

I és aquest període d'autoexili a Euskal Herria, el més proper a la seva mort, el que m'interessa. Sobretot perquè és el més desconegut: ja sabem el que va passar amb Egin i amb Punto y Hora. En aquest dos òrgans de premsa és on va publicar les darreres col·laboracions.

 

A Egin, el 5 de juny de 1983, escriu el que avui segueix essent de rotunda actualitat: "Grandeza y servidumbre de la mujer.- ¡Basta ya de sangrientas tartuferías! El feto no es un niño. El aborto es incuestionable. Se practica, no se discute. Ni se negocia. El derecho (y deber) de la mujer para decidir de su aborto es sagrado. Y a los ojos de Dios el más sublime de sus sacrificios".

Un mes abans de la seva mort, publica a Egin (29.7.1983): "(Sí. Pero los cisnes ya no hablan. No dicen nada. La peste socialista les ha hecho un nudo con su cuello para impedírselo. Puede que cuando mueran les dejen cantar para aterrorizarnos con su voz. El cisne al morir, como el ángel al caer, canta dando un espantable graznido)".

 

No va arribar a viure ni un any a Euskal Herria, però el poc temps el va aprofitar per fer-se sentir:

 

Siluetas caricaturescas

 

Dictaduras al dictado.-

El Dictador al dictado

ahora es un dictadorzuelo

muy guardiacivilizado

 

La otra España filipina.-

Parece que entre cardos y entre flores

Felipe se adelanta temeroso

y dice con acento lamentoso:

"España y yo somos así, señores".

 

Divisionarios azules.-

Un landelino-lavilla

y un calvo calvosotelo

pintaron azul de cielo

su división amarilla.

Y a un villano martín-villa

guardaron en su rincón

para mejor ocasión,

tan calva como pintada

en que darle la patada

con borbón o sin borbón

con armada o sin armada,

y ¡chitón! ¡chitón! ¡chitón!

 

Máscara de cristal.-

Lavilla no es maravilla;

pero tampoco es un tul

que transparenta de azul

a un villano martín-villa

 

Ara, en el trenta aniversari de la seva mort, el seu amic Xabier Sánchez Erauskin, el recorda:

"Fuiste, y hoy sigues siéndolo, personaje maldito y controvertido".

"Fuiste, y hoy sigues siéndolo, personaje maldito y desconocido".

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Més articles



Segueix-nos

Comparteix

Tw
Fb
G+

Tradueix



Les coses són senceres allò que aparenten, i darrera d'elles... no hi ha res.

Jean-Paul Sartre

realitat*

donar a l'esperança fonament científic


edita

Comunistes de Catalunya

Comunistes de Catalunya